4 consejos para convertir tu actividad secundaria en un nuevo negocio exitoso

  • 0 Comentarios

Pasar de un trabajo secundario a un negocio puede ser difícil, pero tener un propósito, un plan y una paciencia claros son la clave para hacer el cambio. He aquí cómo hacerlo bien.

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

No te apresures. Tómate tu tiempo

Revisa la competencia y obten comentarios desde el principio. 

¿Qué tienen en común Apple, Under Armour y Yankee Candle? Todas estas empresas ahora multimillonarias comenzaron como actividades secundarias. Desde altas horas de la noche en garajes, proyectos universitarios y obsequios improvisados, todos los fundadores reconocieron que su trabajo adicional tenía el potencial de ser enorme. Pero seguir sus pasos requiere un gran acto de fe, y pasar del trabajo secundario a ser un fundador a tiempo completo no está exento de desafíos.

Un estudio de 2019 encontró que el 54 por ciento de los emprendedores estaban motivados para iniciar un negocio debido a una pasión específica. Si bien una sólida economía de contrataciones (gig economy), que ahora emplea hasta un tercio de los trabajadores de Estados Unidos, ofrece a las personas la oportunidad de obtener un ingreso estable y al mismo tiempo concentrarse en sus proyectos favoritos, los empresarios en ciernes deben asegurarse de que están iniciando un negocio para las razones correctas. Ya sea resolviendo un problema específico que ha jugado un papel importante en sus vidas, o simplemente poder elegir su horario de trabajo en lugar de seguir un horario de 9 a 5, iniciar un negocio es un gran riesgo que requiere un compromiso total.

Este es un buen momento para hacerlo. La nueva normalidad ha revelado una multitud de problemas sociales y económicos que deben resolverse rápidamente. Eso crea una gran oportunidad para que los fundadores que ya tienen la solución en sus manos (o al menos la semilla) conviertan su ajetreo en una empresa de pleno derecho.

A continuación, te mostramos cómo superar los obstáculos comunes de convertir un gig en un negocio, según lo dicho por los expertos que han hecho precisamente eso:

1. No te apresures. Tómate tu tiempo

Si bien la idea de comenzar tu propio negocio es emocionante, aplica los frenos antes de moverte demasiado rápido. Una encuesta realizada por Hiscox reveló que los emprendedores tardaban un promedio de 19 meses antes de dejar su trabajo de tiempo completo para dedicarse a su negocio secundario, y por una buena razón. Tener una comprensión clara de por qué estás haciendo esto, así como una base segura sobre la que construir es un primer paso inteligente (y necesario). Especialmente ahora que las condiciones inestables del mercado harán que el viaje sea más complejo y necesitarás un respaldo financiero.

No dejes tu trabajo de tiempo completo hasta que estés seguro de que todo está en su lugar, no solo en el aspecto comercial, sino también en términos de brindar algún tipo de apoyo. Julie Subotky, fundadora y directora ejecutiva de Consider It Done, dice que encontrar un mentor o alguien que te ayude con las cosas que no sabes hacer es invaluable en esta etapa. Ingrese a un sistema para pedir ayuda, aprovechar su red tanto como sea posible y aprovechar las experiencias de otras personas para elaborar un plan de negocios detallado.

Rish Sharma, director ejecutivo y fundador de Mallama, sugiere ser brutalmente honesto contigo mismo. No eres el único que tiene que ser capaz de manejar el compromiso emocional, financiero y mental de la idea, tus seres queridos también lo hacen. Tu vida será absorbida por tu decisión, así que no te apresures. En la preparación, intenta incorporar algunas prácticas conscientes en tu rutina diaria: la mediación y el ejercicio son formas simples pero efectivas de aumentar tu productividad y mantenerte conectado a tierra. Habla también con tus seres queridos para ver cómo se sienten, y juntos establezcan medidas de seguridad para que tu carrera no se convierta en una carga para tus relaciones.

2. Revisa la competencia y obten comentarios desde el principio

Tampoco tengas miedo de ponerte en el asiento de prueba. Después de investigar a los competidores, Ollie Rozdarz, cofundador de Hitchd, sabía que su idea valía la pena y utilizó su propia boda para evaluar la plataforma de registro de luna de miel. Rozdarz recuerda que él y su cofundador tuvieron que construir un MVP rápidamente para alinearse con la fecha de la boda, y se dieron cuenta de lo que funcionaría y lo que no en el camino. El rápido proceso de iteración significó que tenían un producto tangible para obtener comentarios reales, que afortunadamente resultó ser abrumadoramente positivo por parte de los invitados.

3. Sé flexible y experimenta con diferentes modelos

Uno de los mayores lujos que tienes al pasar de una actividad secundaria a un negocio es que eres ágil. La mayoría de las empresas establecidas no tienen la libertad de jugar con modelos y estructuras, mientras que tú puedes ajustarte y adaptarte para encontrar un mercado perfecto.

Prueba diferentes hipótesis y confía en datos (tanto cualitativos como cuantitativos) para saber cuándo estás dando en el blanco. Wilk explica que Decorilla se lanzó como un servicio de diseño de interiores, pero el comportamiento de los clientes indicaba que querían un servicio de conserjería de compras de guante blanco. En respuesta, Wilk buscó activamente proveedores de muebles y decoración para construir un modelo de afiliación basado en comisiones y proporcionar a los usuarios marcas de gama alta. La adición fue un éxito entre los clientes y también significó que Decorilla generó más ingresos por comisiones. Wilk anima a todos a escuchar a los primeros usuarios y no limitarse a una visión fija.

Del mismo modo, Subotky dice que Consider It Done comenzó como un servicio de conserjería, pero se transformó en un negocio de mudanzas después de darse cuenta de que la mayor cantidad de solicitudes eran de ayuda para mudanzas. Subotky aconseja a los emprendedores que presten atención a lo que está en demanda y que pivoten hacia las mismas; incluso podrían convertirlos en diferentes partes de la misma empresa. Por ejemplo, Consider It Moved, Consider It Coached, and Consider It Gifted se convirtieron en nuevas ramas de la idea original de Subotky.

4. Apóyate en tu equipo y no tengas miedo de cobrar a los usuarios

Pasar de un trabajo secundario a un negocio implica una serie de costos que antes no formaban parte de tu vida. Sin mencionar que es fácil dejarse llevar por planes extensos antes de verificar el precio de hacerlos realidad. Mantener los costos bajos sin tener miedo de cobrar a las personas desde el principio es importante para obtener tracción y posicionar a tu empresa para el crecimiento.

Wilk pudo hacer que el flujo de efectivo de Decorilla fuera positivo desde el principio mediante el uso de plataformas de crowdsourcing e investigando cómo hacer que las tareas fueran menos costosas, especialmente las tareas repetitivas donde hay más libertad para negociar el precio. Wilk también recomienda leer The Lean Startup de Eric Ries, que le enseñó la importancia de contratar un equipo ingenioso.

Hitchd tenía una mentalidad similar, ya que se iniciaba y se cobraba a los usuarios por transacción desde el primer día. Rozdarz dice que el procesamiento de pagos fue una parte importante en la determinación de la estructura de ingresos, porque tuvieron que tener en cuenta que los pagos de usuarios internacionales tienen tarifas más altas. Al asegurarse de que los ingresos se equilibren con los gastos, tendrá los fondos para reinvertir en cosas como SEO, que pueden aumentar su visibilidad en línea, conocimiento de marca y adquisición de clientes.

Pasar de un trabajo secundario a un negocio puede ser una perspectiva desalentadora, pero tener un propósito, un plan y una paciencia claros son la clave para hacer el cambio. En el clima actual, cuando los consumidores están entusiasmados con apoyar a las empresas más pequeñas, su pasión a tiempo parcial puede convertirse en una carrera exitosa a largo plazo.