Impactos que ocasiona la emergencia de COVID 19 y las medidas sanitarias que se han seguido en los diferentes países de la región

  • 0 Comentarios

El mercado empresarial

Antes de la pandemia el teletrabajo representaba solo el 20% de la realidad laboral en Latinoamérica, hoy supera el 90% y, en ese contexto, deben mantenerse los planes de continuidad del negocio, revisar constantemente los planes de recuperación y de gestión de riesgo.

Sergio Torres, consultor de Aon, subrayó que este es el mejor momento para estrechar lazos con los proveedores de seguridad informática y adquirir un seguro de riesgo cibernético, Aon considera que hay algunos con cobertura ante ataques que se adecuan a la realidad de cada vertical de negocio.

Recomendó también hacer uso de redes privadas virtuales (VPN) para que la información de la empresa viaje segura; homologar canales formales de comunicación, para evitar abrir la puerta a vulnerabilidades; mantener comunicación constante sobre campañas de phishing para que los empleados no caigan en ellas.

Las cadenas de suministro 

Si los conflictos arancelarios entre Estados Unidos y China previos a la pandemia ya generaban impactos en las cadenas de distribución de materia prima afectando por ejemplo al mercado de tecnología, con el coronavirus las cadenas de suministro de muchos más mercados han sufrido impactos negativos.

En primer lugar, los puertos y aeropuertos de muchos países han ralentizado sus operaciones por la falta de personal, pero también porque se redefinió lo que era importante que llegara -como alimentos y material médico- y el movimiento de mercancías y materia prima se detuvo generando impactos económicos que aún no se pueden dimensionar del todo.

Las empresas dedicadas a la distribución deben ir previendo el escenario pos pandemia en el que se reactiven las actividades, tomando en cuenta que será un ambiente distinto de trabajo. Mientras que las aseguradoras deben considerar que sus clientes, en muchos casos tienen mercancía detenida pero que esta no tiene daños físicos.

Construcción e infraestructura

Este será el mercado que sufrirá más impactos de acuerdo con Clements Freytag, consultor de Aon, estos variarán en función de las medidas que tome cada gobierno.

Por ejemplo, en Ecuador, Argentina, Perú se decretó primero el cese de las obras impactando las pólizas de seguro de estas construcciones sin una fecha concreta para su renovación.

En este escenario, las aseguradoras tienen que hacer ajustes en el valor de los proyectos tomando en cuenta las variaciones en el tipo de cambio de todas las economías, reconsiderar el cronograma y extender las pólizas de seguro. Endosar las obras paralizadas, y pensar en aumentar su cobertura, es decir, si ya cubren terremotos e incendios, ahora será conveniente incluir las emergencias sanitarias.

A las obras que hoy estén paralizadas, Freytag recomienda poner vigilancia para que no se tomen por abandonadas, lo que supondría otro tipo de riesgos.

Seguro al crédito

Por el estado de cuarentena que embarga a casi todos los países del mundo, se han detenido las actividades económicas y por consiguiente los ingresos de las organizaciones de todos los sectores, de acuerdo con Cesar Mariozzi, consultor de Aon, el estado de incertidumbre es muy grande, y ya se prevé que muchos países no alcancen el crecimiento estimado del PIB. Al mismo tiempo, los niveles de insolvencia que se habían estado a inicios del año en un 6% en la región hoy llegan a 14%.

En este sentido, el rol del seguro al crédito cobra relevancia ya que trae previsibilidad al flujo de caja y liquidez a las cuentas por cobrar.

Sin embargo, ante la naciente crisis económica se debe reevaluar el uso del seguro de crédito por parte de las empresas que buscan urgentemente formas de mantener ingresos, para ellas los resultados negativos no impactan tanto como la falta de efectivo.

Si bien el mercado asegurador de crédito espera que aumenten los incumplimientos de pago, han comenzado a implementar planes para revisar y reducir las exposiciones aseguradas; eso se hará de dos formas: primero estudiando la falta de solvencia en las empresas y ajustando los límites del crédito asegurado.