Insurtech suman inteligencia artificial

  • 0 Comentarios
Ahora ofrecen productos en base al "bienestar emocional" de sus clientes

El sector de los seguros recibió durante este año una gran cantidad de nuevos jugadores y en Argentina el mercado más que prometedor: actualmente mueve cerca de u$s15.000 millones y esperan que esta cifra se triplique en el futuro cercano.

En un contexto avasallado por la revolución tecnológica, las empresas tradicionales están impulsando una transformación puertas adentro.

Para no quedar rezagadas, avanzan con distintas soluciones que van desde alianzas entre aseguradoras con las propias insurtech (que derivan en plataformas con multicotizadores) hasta aplicaciones para asistir al usuario y hacerle la vida más fácil ante un siniestro.

Dentro del sector fintech, donde ya hay más de 220 empresas registradas, siete se dedican al rubro de los seguros. Tan atractivo es este mercado que Rappi, el unicornio colombiano que se hizo conocido por su servicio de delivery, coquetea con ser un proveedor de seguros en el país, servicio similar al que ya brinda en México.

"Conectamos a los brókers con la demanda. Con un solo clic puede sacarse el seguro y llega la póliza a tu correo", expresó semanas atrás a iProUP Juan Sebastián Rosso, director de asuntos públicos de Rappi.

Bruno Ferrari, COO de 123seguros, reflexionó sobre el sector: "Si bien es una industria a la que le cuesta innovar, está ocurriendo algo parecido a lo que sucedido hace 10 años con los bancos, que vieron que los clientes buscaban relacionarse de otro modo y apostaron al desarrollo de los homebanking".

Asimismo, un nuevo jugador se asomoda desde el otro lado de la cordillera. Se trata de Infinity Life Tech, una firma chilena que se acerca al mercado con una aproximación innovadora o, por lo menos, diferente.

"La empresa nació a principios de este año como un insurtech en busca de la transformación de la industria de seguros de vida, con un propósito único: mejorar el bienestar emocional de las personas. Queremos ver más familias compartiendo tiempo y lugares", asegura a iProUP Fernando Laurito, CEO y fundador.

Actualmente, trabaja con una aplicación móvil que se dedica a "almacenar y revivir momentos, emociones, lugares y documentos" relacionados con cada experiencia de sus vidas.

La clave, explica Laurito, es poder lograr una combinación efectiva entre los "sentimientos" de las personas y su "traducción" a datos para que empresas puedan ofrecer productos y servicios a medida.

Datos y sentimientos

La columna vertebral que sostiene la idea de Infinity Life es la "psicología positiva", generada a partir de un análisis científico, psicológico y tecnológico, los tres pilares que dan forma al proyecto.
"Las personas percibimos el mundo en términos de emociones positivas, negativas o neutras. Cada una pone en marcha el sistema de recompensa del cerebro, se libera dopamina, genera euforia y aumenta los niveles de motivación", explica el CEO.

La plataforma concentra la interacción a partir de una app móvil. Allí, el "Infiniter" carga los datos de su perfil, crea su propia comunidad invitando a sus familiares, amigos más cercanos e interactuando con otras comunidades.

De esta forma, se crea una suerte de "red social" donde se podrán ver en tiempo real las experiencias. Con estas "calificaciones emocionales", la aplicación recomienda acciones para mejorar los indicadores, además de enviar un completo informe semanal.

Estos "sentimientos" se transforman en datos que luego son aprovechados por las compañías de seguros que se asocien a la plataforma para ofrecer paquetes de cobertura "customizados" a los usuarios.

Gracias a una información apuntada y procesada mediante inteligencia artificial, cada persona recibe opciones a medida. "Para ellos, la aplicación redefine la forma de comunicarse con sus clientes ya que la oferta es proactiva", suma el ejecutivo.

Por otro lado, aparecen los partners, ya sean empresas o instituciones, que tengan acciones que apunten a mejorar la calidad de vida de las personas y quieran realizar activaciones o campañas mediante la aplicación.

Desde la aplicación, los usuarios clasifican sus experiencias cotidianas en emociones diferentes (amor, alegría, enojo, miedo, entre otras), acompañando por fotos, videos o audios. "Estas actividades pueden ser promovidas por otros ‘infiniters’ o por instituciones . De este modo, pueden participar en las ‘maratones de felicidad’ y contribuir con causas sociales", agrega Laurito

En este sentido, desde la firma aseguran que sus principales competidores son aquellas aseguradoras que no se sumen como "partners", dentro de un sector fintech que crece a ritmo acelerado, pero que ninguno apuesta a la "hiperconectividad que hoy atraviesa la vida cotidiana".

"El ser humano encuentra expuesto todo el tiempo. La necesidad de la instantaneidad que muchas veces no nos deja disfrutar del tiempo con nuestros seres queridos", asevera el vocero.

En el corto plazo, la empresa no solo quiere despegar con su aplicación para usuarios finales sino que tiene en carpeta trabajar con su versión para empresas, donde se aborda el bienestar emocional de los colaboradores y sus necesidades para su desarrollo, todo potenciado con el análisis de datos: "Continuamos invirtiendo mucho en nuestro modelo de Data Analytics y el desarrollo científico para generar nuevas funcionalidades".