Seguros de vida: Siete razones para convencerte y una manera de proteger tu futuro y el de los tuyos

  • 0 Comentarios

Mascarillas, guantes y geles desinfectantes. En estos días todo gira en torno a la protección. Queremos sentirnos seguros al salir a la calle, nos preocupa qué medidas tomar cuando tengamos que volver al trabajo o qué restricciones tendremos que afrontar en la llamada ‘nueva normalidad’. Como muestra el estudio ‘La respuesta de los españoles al coronavirus’ de la consultora Nethodology, 7 de cada 10 ciudadanos dicen sentir miedo ante esta crisis y un 50% ha comenzado a ahorrar y reducir el gasto. Hemos retrasado y cancelado viajes y planes de ocio, nos estamos acostumbrando a acumular productos de primera necesidad ante posibles desabastecimientos… nuestras prioridades ya son otras. Según el informe ‘Impacto del coronavirus en hábitos y medios en España”, publicado por el grupo Havas Media, la pandemia nos hará más solidarios pero también más previsores: un 45% optará por ahorrar más, mientras que un 12% de los encuestados con hijos empieza a plantearse contratar un seguro de salud o de vida.

Toca cuidarnos y protegernos, ahora y de cara al futuro, a nosotros mismos y especialmente a las personas que más nos importan. Para Benito Contreras, fundador de Correduría BC, “en la situación actual que estamos viviendo no es raro preguntarnos qué pasaría con nuestra familia en caso de fallecimiento. En nuestra cultura resulta incómodo hablar de la muerte, o de una posible invalidez sobrevenida, y esto tiene repercusiones económicas fatales en nuestros seres queridos”. En España, más de 9 millones de personas tienen contratado un seguro de vida, en datos de la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA) referidos a 2018, una cifra por debajo de países como Francia y que el Eurostat sitúa a la cabeza de Europa: los galos dedican un 5,5% de su renta disponible a adquirir protecciones de vida, España ocupa la decimocuarta posición con un 0,8%.

Mitos y razones en torno a los seguros de vida

¿Para qué sirven? ¿Qué coberturas tienen? ¿No son muy caros? Son muchas las preguntas que surgen en torno a los seguros de vida. “Nos resulta normal gastarnos una media de 900 euros al año en el seguro del coche, o unos 200 en el seguro del hogar. Estos precios los tenemos en la cabeza, pero raramente podemos decir el precio de un seguro de vida que proteja a los nuestros en caso de que fallezcamos o tengamos una invalidez”, señala Contreras. No todos entendemos para qué vale un seguro de vida, si son eficaces o de si son una inversión necesaria. Estas son algunas respuestas a las dudas más frecuentes:

¿No soy aún muy joven? Aunque los adultos en torno a los 40 años y con cargas familiares son el público objetivo de los seguros de vida, estos pueden contratarse a cualquier edad. “Es necesario desde que somos jóvenes. Solo hay que ver el resultado de los accidentes de circulación, sobre todo de moto, para comprobar la edad media de los afectados”, explica Contreras. 

 

¿Lo necesito si soy soltero y no tengo hijos? Si bien históricamente son los casados los que más apuestan por este tipo de seguro, en los últimos años el porcentaje de solteros y casados es cada vez más similar, 37% y 43% respectivamente, en cálculos de UNESPA. Muchos solteros sin hijos tienen allegados que dependen de ellos o a los que el asegurado quiere proteger ante circunstancias inesperadas.

 

¿Por qué benefician a mis hijos? Nuestra responsabilidad como padres incluye proteger su salud y bienestar, pero también sus estudios y su futuro en momentos complicados, y es ahí donde un seguro de vida ofrece la tranquilidad y el apoyo necesarios. “Además, en algún momento todos somos o seremos personas dependientes. Está en nuestra mano hacernos cargo”, indica Benito Contreras.

 

¿No son muy caros? En Correduría BC es posible contratar un seguro de vida invirtiendo 172 euros al año para un capital asegurado de 100.000 euros, si tienes menos de 50 años, o por 72 euros hasta los 40. El precio depende de la edad y de la indemnización que quieras recibir.  En esta web puedes calcular el precio de tu seguro en menos de 1 minuto. 

 

¿Me compensa si soy autónomo? Las pensiones de viudedad, orfandad o invalidez de la Seguridad Social son muy limitadas para los autónomos. Un seguro de vida complementa estas pensiones para que los beneficiarios puedan hacer frente a préstamos pendientes o a cualquier otra necesidad.

 

¿Qué pasa en caso de invalidez? “Es la cobertura más importante de un seguro de vida. A la cantidad de gastos a los que hay que hacer frente ante cualquier invalidez sobrevenida, se suma la más que probable pérdida de ingresos”, recuerda Contreras. Los seguros de vida proporcionan los recursos económicos que necesita nuestro hogar en caso de invalidez total y permanente. 

 

¿Dónde encuentro un buen seguro de vida? Correduría BC, con más de 40 años de experiencia dedicados a negociar los mejores seguros personales con las aseguradoras más solventes del mercado, ofrece coberturas especiales como son el 100% en caso de fallecimiento o invalidez absoluta y permanente por cualquier causa, los gastos de sepelio, además de ser el único seguro del mercado que contempla la cobertura de discapacidad en el nacimiento de un hijo. 

Completamente online y sin reconocimiento médico, válido para el banco con el que tengas tu hipoteca, con cobertura de decesos y con un descuento de un 25% de media respecto al resto de aseguradoras y más de un 60% respecto a los bancos. "El seguro de vida de Correduría BC se convierte en un aliado más para ganar en tranquilidad", afirma Contreras. Y anima a los lectores a comprobarlo en su web, en la que se informa acerca de un seguro sin letra pequeña, con toda la información, incluidas las primas que vas a pagar durante toda la vida de la póliza (algo que la mayoría  de las aseguradoras no figuran). “Por responsabilidad con uno mismo. Un seguro de vida te hace más independiente”, concluye Benito Contreras.