Líderes empresariales están rezagados en digitalización

  • 0 Comentarios
La prioridad es cambiar todo en los próximos tres años. Foto: Especial
La transformación digital es un tema que se viene hablando en las empresas en los últimos años, pero ha sido desde el inicio de la pandemia que esto se volvió una prioridad para poder seguir operando; sin embargo, aún son pocas las que han demostrado una adecuada adaptación.
 
De acuerdo con el estudio “El impacto de la Alta Dirección en el proceso de transformación digital en las empresas mexicanas: visión, alcance y retos”, elaborado por el IPADE Business School y la consultora Opinno, cuatro de cada 10, un 41.7%, se autoevalúan con un puntaje de 8 a 8.9, en una escala de 10, respecto a la madurez de sus procesos en materia tecnológica, mientras que el mismo número de compañías se ponen una calificación de 9 en creación de valor y uso de herramientas digitales.
 
En tanto, 33.3% indicó tener un promedio de 7 a 7.9 puntos, respecto a la madurez digital que tiene su cultura organizacional y entre sus colaboradores.
 
“No podemos hablar de ninguna industria que pueda sostener sus ventas, eficiencia operativa o competitividad sin transformarse digitalmente. Hoy es un tema que concierne no sólo a la Dirección de Tecnología en las empresas, sino a su Consejo de Administración”, declaró Martha Rivera Pesquera, profesora del área de Comecialización del IPADE y autora del estudio.
 
Añadió que en México, no más de 10% de los integrantes de los Consejos de Administración cuentan con el conocimiento requerido sobre los sistemas e infraestructura tecnológica necesaria dentro de las empresas, lo cual es uno de los principales retos para impulsar la digitalización desde la alta dirección.
 
Los tres impulsores de la digitalización
Para que la digitalización en las empresas se siga dando, hay tres factores principales que la están impulsando, los cuales son:
 
Mayor interés por el conocimiento del cliente (11.9%)
Necesidad de la omnicanalidad para llevar la oferta de productos (9.5%)
Generación de valor agregado (9.5%)
Respecto a los clientes, se encontró que las empresas se ven mas obligadas a usar la tecnología para entender y servir mejor a los consumidores, que también han modificado sus hábitos de consumo. De esta manera, podrán entenderlos mejor, darles lo que quieren y tener una relación más cercana con ellos.
 
“Con mayor frecuencia vemos a más empresas que colocan en el centro de su estrategia la inversión en nuevas tecnologías y la exploración de modelos de negocio que se caracterizan por enfocarse en la experiencia del consumidor. Las empresas deben crear experiencias de consumo relevantes a través de todos sus canales. La mejora del desarrollo digital y de la experiencia del consumidor se vuelven, por tanto, una prioridad clave del negocio”, indica.
 
Las claves
De seguir con la adopción digital a este ritmo, se estima que para 2025, un 80% de las compañías a nivel global ya usará procesos digitales avanzados, lo que cambiaría por completo la economía y formas de comercializar.
 
Ante esto y para lograr un proceso de evolución exitoso, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas, Chubb, compañía de seguros de propiedad y responsabilidad civil, enlista cuatro pasos, de acuerdo con su estudio El negocio digital a su máxima velocidad.
 
Construir experiencias digitales: para llegar a sus consumidores, en el lugar y momento correctos, las empresas deben implementar procesos y soluciones digitales de fácil acceso. Un 45% de las pymes asegura que su prioridad en este sentido, es entregar productos y servicios de manera impecable y a pedido del cliente en los siguientes tres años.
Valorar el poder de los datos y protegerlos: para los mismos tres años siguientes, tres de cada cuatro empresas afirmaron que su prioridad es adoptar la inteligencia artificial porque les permitirá adaptar o modificar sus productos y servicios, y mejorar la experiencia de los clientes.
Implementar un modelo de trabajo flexible: optimizar el trabajo remoto y lograr procesos más colaborativos mediante el uso de nuevas tecnologías, permitirá a las empresas adaptarse y ser más competitivas en el entorno actual; sin embargo para 32 % ofrecer estas soluciones es uno de sus mayores desafíos.
Expandir sus productos y servicios a plataformas comerciales: las pymes buscan sostener y expandir su negocio con una sociedad que impulse su modelo de comercio electrónico, y les permita sobrevivir al mercado actual. Por ello, 44% reconoció que la colaboración con los grandes actores de las plataformas comerciales y sociales es su mayor desafío en la actualidad.
 
CRÉDITO:  Elizabeth López Argueta / El Empresario