Las 10 prácticas agile que las empresas necesitan implementar

  • 0 Comentarios

La pandemia ha cambiado la forma de trabajo en las empresas, las prácticas que por años se mantenían ya no existirán en la nueva normalidad, por lo que deben adaptarse a los cambios para seguir vigentes en el mercado, pero ¿cómo? Una forma es implementando metodología agile y logrando la interacción entre equipos multidisciplinarios.

Steven D. Eppinger, profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts, quién impartió la sesión virtual “10 Agile Ideas You Can Use”, en el marco de las Jornadas Internacionales del IPADE Business School, explicó que los principios de agile son un modelo de mejora continua en el que se planifica, se crea, se comprueba el resultado y se mejora cualquier proyecto en materia de innovación y desarrollo.

“Agile ha estado presente desde hace 20 años en los proyectos de ingeniería y su gestión. Nos enfocamos en la idea de que los procesos siempre se pueden mejorar después de haberlos escrito”, manifestó.

En este sentido, explicó cuáles son las 10 metodologías que las empresas necesitan para mejorar su gestión y mantenerse competitivas.

  1. Spiral development: este modelo en espiral permite abordar el proyecto final en múltiples pasos durante el día a día.
  2. Time – Boxed Sprint: divide las tareas en un periodo de tiempo específico y sirve para mantener el proceso de los trabajadores dentro del mismo ritmo.
  3. Scrum team: se refiere al equipo de trabajo que busca alcanzar el mismo objetivo final. Aquí existe un “maestro Scrum” o líder, que está a cargo de reclutar nuevos talentos y resolver problemas”, mencionó Eppinger.
  4. Daily meeting: reuniones cortas de aproximadamente 15 minutos que establecen la pauta del trabajo anterior y el que está por venir. Estas reuniones facilitan la coordinación entre el equipo y sirven como espacio para plantear problemas y soluciones.
  5. Separate What vs How: en este punto se separa el qué se está haciendo del cómo se está haciendo. El líder prioriza el trabajo por orden de importancia y mantiene una lista de lo que debe suceder y lo que está atrasado.
  6. Visual management: este calendario visual es muy útil y efectivo para mantener al equipo informado sobre quién está haciendo qué y qué ya se ha realizado.
  7. Incremental planning: eppinger resalta que no todas las tareas del día tienen la misma prioridad, por ello las prácticas de Agile ponen énfasis en las tareas más importantes para que sean las primeras en entregarse.
  8. Sprint retrospective: aquí el trabajo tiene que ser evaluado, no solo responde a la pregunta “¿Qué se hizo?” sino “¿Cómo se hizo y cómo puede mejorar?”.
  9. Agile coaching: todos los colaboradores deben conocer las labores diarias del equipo. Esta práctica permite a las personas trabajar por separado y luego combinar su progreso sin afectar el trabajo del otro.
  10. Scaled planning and coordination: para alcanzar una correcta gestión, es posible combinar los principios de Agile con la metodología de trabajo tradicional.